Archivos para Avatar

La iglesia critica duramente la película Avatar

Posted in Ateísmo with tags , on 12 enero 2010 by chinomalon

La iglesia católica esta desesperada.  Está perdiendo adeptos rápidamente en todas partes del mundo y ahora se ha dedicado a criticar todo aquello que pueda representar una desviación de la “verdadera doctrina cristiana”.  Recientemente, se ha pronunciado en contra de lo que considera prácticas falsas y seudocientíficas.  En una entrada previa hablé sobre como los obispos de Estados Unidos expresado en contra del Reiki por considerarlo ¡una seudociencia!.  También la iglesia se han manifestado en contra de películas de largo metraje como Harry Potter, El Compás Dorado, El Código Da Vinci,  y otras donde se cuestiona y se deja la puerta abierta para que el creyente pueda ver otra cara de las creencias humanas y los orígenes de misterios y otras invenciones humanas y quizás estimular la investigación individual.  En este sentido la iglesia se opone tenazmente a la búsqueda individual de la verdad y pretende imponernos hasta lo que debemos ver, leer y opinar.  La doctrina de la infalibilidad del papa pretende sencillamente que ciégamente creamos lo que nos dice esos hombres supuestamente “iluminados” con información privilegiada y para que no usemos nuestro cerebro para decidir que nos conviene. Pretenden que no nos atrevamos a cuestionar la sabiduría y el conocimiento “especial” de la santa sede.

El último pataleo y crítica de la iglesia católica lo es la mega película Avatar, a la que criticó fuertemente hoy.  El Vaticano denunció la película a raíz de su estreno en Italia, como un intento de parte de Hollywood para que la gente considere doctrinas panteístas donde la gente se identifica con la naturaleza y no el dios que la creó. Tambien a diferencia de la sadomasoquista y violenta película La pasion del Cristo que el Vaticano apoyó con bombos y platillos, menosprecian la película Avatar como una, fria, poco innovadora y que no genera emociones. Hellooo….¿Es que estamos hablando de la misma peilcula? ¿Que es lo que querian?…. sangre y mas sangre como la que tuvimos que soportar aquellos curiosos que como yo nos dió por ver de que se trataba la película de Mel Gibson?

Este fabuloso largometraje de ciencia ficción, es uno de los que más he disfrutado en este año 2009 que acaba de pasar.  La película genera muchas emociones , la mayoría  de alegría y admiración.  El público verdaderamente se envuelve en la historia de una manera muy especial. Inclusive hoy sale a relucir que tanto es el grado de empatía que muchas personas están repostando sentimientos de depresión luego de verla por lo bien que se identifican con los personajes y la bella historia de ese mundo fantástico, que son atacados por los seres humanos del futuro. (No creo que hay que llegar a ese extremo ya que es solo eso una historia de ciencia ficción,)  En estos momentos para hacerlo más interesante, a pesar de la crítica tardía del Vaticano, el film  se encuentra a muy poco de convertirse en la más taquillera de la historia. Aunque no soy panteísta, la idea de una relación más armoniosa entre el ser humano y la naturaleza realmente me toca profundamente pues es razonablemente obvio que poco a poco la actividad humana en el planeta nos está destruyendo el único sitio que sabemos hasta el momento que puede albergar vida humana, nuestro planeta Tierra.  Avatar sobresale por los bellos escenarios en tres dimensiones y presentándonos la lucha entre los grandes intereses y la lucha por la paz y la convivencia en un lejano planeta.

La iglesia nos quiere quitar hasta el placer de divertirnos sanamente,  aun en el cine!! y el  papa nos advierte del peligro de convertir la naturaleza en un nuevo dios, un dios que no nos puede salvar al final del mundo, cosa que solo puede hacer- ya lo adivinaron- solo la iglesia a través de sus dogmas sobre la salvación por medio de Jesucristo.

Como dicen en la madre España…Joder!…¿es que ya no puede uno ni siquiera disfrutar una película sin que la iglesia quiera meter sus narices y oponerse.  ¿Es que Dios no nos regaló eso que ellos llaman libre albedrío?